sábado, 5 de marzo de 2016

JAMES J, JEFFRIES, ex campeón norteamericano




JAMES J, JEFFRIES, ex campeón norteamericano de peso completo, cuenta lo siguiente:
La más tremenda pelea que he presenciado fue la de mi padre por tener éxito como hacendado... su túnica aspiración en la vida. Tenía una finca de 70 fanegadas, más o menos, Y minuto tras de minuto estaba allí dale que dale. Sin e bargo, al pobre le resultaban cortos los golpes. La langosta, los gusanos y otros odiosos intrusos lo traían siempre a mal traer. Pero el invasor que más lo preocupaba era el vecino pueblo de Los Angeles. Cada día iba creciendo más y bien pronto se metió en la finca.
Papá se vió forzado a vender tierra aquí y allá. Llevaba el dinero a casa y lo metía en un saco de guardar perdigones. Cuando el saco estaba lleno mamá lo mandaba al banco. Cuanto más pequeña iba siendo la finca más nos esforzábamos papá y todos nosotros por sacarle el mayor provecho posible a lo que iba quedando. La ciudad seguía creciendo, la finca achicándose, papá refunfuñando y nosotros haciendo viajes al banco.
Finalmente el Último pedazo de tierra cultivada fue vendido a los de la ciudad.—¡Asunto concluido!— gimoteó mi padre —¡Se llevaron la finca!— Todo lo que nos queda en el mundo es la casa, el granero, el huerto de naranjas y un millón de dólares en el banco.
Bart Hodges, N.Y. Post Syndicate
________________________________
ES LEY  DE la vida que cada vez que se nos cierra una 1 puerta se nos abre otra. Lo malo es que con frecuencia miramos con demasiado ahínco hacia el pasado y añoramos la puerta cerrada con tanto afán que no vemos la que acaba de abrirse.
Citado del    Monitor

No hay comentarios:

Publicar un comentario