sábado, 26 de marzo de 2016

LA VISIÓN DE LAS GENERACIONES PERDIDAS-- CAPÍTULO IV





LA VISIÓN DE LAS GENERACIONES PERDIDAS
Por Samuelson Ciudaddepaz


CAPÍTULO IV
ANTIGUOS IMPERIOS MUNDIALES.

     Estando el pueblo de Judá y Benjamín en cautiverio en  tierra de Babilonia, el rey Nabucodonosor tuvo un sueño, donde veía una gran imagen cuya cabeza era de“oro fino, su pecho y sus brazos de plata, su vientre y sus muslos de bronce, sus piernas de hierro, sus pies en parte de hierro y en parte de barro cocido.”1. Al despertar de su sueño quiso saber el significado del mismo.
     El sabio Daniel, profeta y príncipe de Israel por revelación divina le interpretó: Que la cabeza de oro era el mismo Rey Nabucodonosor y su imperio babilónico. Después se levantaría el Reino de los Medos y los Persas representado por los brazos y el pecho de plata.; más tarde en la historia vendría Alejandro Magno, ocupando el lugar del bronce, y el cuarto imperio mundial sería el de los romanos simbolizado por el poder del hierro conquistador. Que  más tarde se divide en dos imperios el de occidente y el de oriente.
     Esta representación de los imperios mundiales de la antigüedad vuelve a repetirse en el sueño que tuvo Daniel cuando miraba que “cuatro bestias grandes ....subían del mar. La primera era como león y tenía alas de águila. Otra segunda bestia semejante a un oso. La tercera semejante a un Leopardo con cuatro alas de ave en sus espaldas, y luego la cuarta bestia espantosa y terrible....tenía unos dientes grandes de hierro.”2
     Descifremos este enigma, y así podemos decir que el sueño engloba los cuatro imperios que son . El De Babilonia, el de los Medo-persas, el de los griegos con sus cuatro divisiones. Y el de Roma antigua. Enfoquemos nuestra atención en el imperio número tres. Y diremos que al morir Alejandro Magno, a la edad de treinta y tres años, deja su imperio sin un heredero suyo. En vista de lo cual sus cuatro máximos Generales se reparten en igual número su imperio: 
La victoria de Alejandro Magno sobre el imperio Persa, y luego la división del imperio Griego está profetizada de una forma muy precisa en el libro de Daniel.3

Referencias.
      1,2, y 3   Daniel   2:32-34   7:3-7   8:1-27 

No hay comentarios:

Publicar un comentario