sábado, 26 de marzo de 2016

LA VISIÓN DE LAS GENERACIONES PERDIDAS --CAPÍTULO V.



LA VISIÓN DE LAS GENERACIONES PERDIDAS
Por Samuelson Ciudaddepaz
 

CAPÍTULO V.
ESTUDIANDO LOS LIBROS DEUTEROCANÓNICOS.

     En el libro de Tobit, de los llamados Deuterocanónicos, o sea del “segundo canon”, encontramos valiosas enseñanzas acerca del tema de los expatriados, siendo así; expresa “en tiempos del rey Salmanasar de Asiria, Tobit fue llevado cautivo desde Tisbe, aldea que se encuentra en la Galilea superior, al sur de Quedes de Neftalí, más arriba de Azor, hacia el occidente y al norte de Sefar.1
Respecto a la deportación de Galaad y Galilea. Leemos en el libro de Reyes:”En los días de Peka, Rey de Israel, vino Tiglat-Pileser Rey de los Asirios y tomo a Ijón, Abel-Bet-Maaca, Janoa, Cedes, Azor, Galaad, Galilea, y toda la tierra de Neftalí; y los llevó cautivos a Asiria”2
Siguiendo con el testimonio de Tobit, él dice: “cuando yo era joven y estaba en mi tierra, en Israel, toda la tribu de Neftalí a la cual pertenezco, se había separado  de la dinastía de David y de Jerusalén....en todos los montes de Galilea, todos mis parientes, y en general la tribu de Neftalí ofrecían sacrificios al becerro que Jeroboam, Rey de Israel había mandado hacer en Dan”3
    En esta historia se relata la fidelidad de un hombre que se resistía a dejar la fe de sus ancestros, en contraposición a la mayoría de sus coterráneos. Sigamos sus vivencias: “muchas veces, yo era el único que iba a Jerusalén en las fiestas como se ordena ..., me iba a Jerusalén a llevar los primeros frutos de mis cosechas...., la décima parte del trigo, del vino, del aceite, de las granadas, de los higos y de las demás cosechas”4
     Al estar alejados del suelo patrio los israelitas ya no guardaban las ordenanzas dietéticas divinas dadas por medio de Moisés, lo cual  iría acentuándose a lo largo de los siglos venideros en sus constantes dispersiones..  El protagonista afirma: “Todos mis parientes y los demás israelitas comían los mismos alimentos que comen los paganos, yo en cambio, tenía cuidado de no comerlos”5  
     En todos los tiempos, la descendencia de Jacob, por su inteligencia y virtudes,  han alcanzado puestos claves e importantes en los reinos y naciones donde han vivido, un ejemplo de esto lo podemos encontrar en José siendo administrador y virrey de Egipto.6
Daniel y sus amigos en el imperio caldeo.7. Mardoqueo en el imperio Persa,8, y Tobit no podía ser  la excepción cuando comenta: “Y cómo había sido fiel a Dios de todo corazón, el Dios altísimo hizo que el Rey Salmanasar me mirara con buenos ojos, y llegué a ser el encargado de comprar sus provisiones, iba al país de Media y hacía compras para él”9
     Por estas actividades los israelitas, especialmente para contrarrestar peligros de asaltos y asesinatos en los caminos antiguos perfeccionaron métodos financieros que con el paso de las centurias, les darían fama como banqueros mundiales, Tobit dejó escrito:”En Ragues de Media dejé una vez la cantidad de trescientos treinta kilos de plata, consignada en depósito al cuidado de un pariente mío, llamado Gabael, hijo de Gabri”10
¡Qué interesante es lo que narra este libro! Acerca del movimiento económico entre los israelitas que se auxiliaban de vales, cheques de viajero, y otros documentos como se comprueba a continuación: “Ahora, hijo mío, te voy a contar una cosa, Gabael, hijo de Gabri , me tiene guardada en depósito en Ragues de Media, la cantidad de trescientos treinta kilos de plata. No te preocupes hijo de que nos hayamos quedado pobres, si respetas a Dios y huyes del pecado y haces lo que es bueno y agradable a los ojos del Señor tu Dios, grande es tu riqueza.”11 “entonces le respondió Tobías a su padre Tobit: “Yo cumpliré todo lo que me encargas, ¿pero cómo lograré que Gabael me entregue esa plata, si él no me conoce a mí, ni yo lo conozco a él? ¿Qué señas le daré para que me reconozca y me crea y me de la plata? Además no conozco el camino para ir a Media, Tobit le contestó:”Gabael me dio un recibo firmado y yo le di un comprobante firmado también. Luego partí este por la mitad, y cada uno tomó una parte, yo puse mi parte con la plata ¡Y pensar que ya hace veinte años que dejé ese depósito! Ahora hijo, busca un hombre de confianza que te acompañe, para que vayas a recuperar ese dinero. Le pagaremos lo que sea hasta que vuelva”12
     Más adelante se ve la confiabilidad de este sistema cuando “Rafael se fue con los cuatro criados y los dos camellos a Ragues de Media., al llegar se alojaron en la casa de Gabael, se puso a contar los sacos de plata que aun tenían los sellos intactos. Luego los cargaron sobre los camellos”13
Retornando al tema de las tribus de Israel dispersas, escuchemos a Tobit diciendo:”Alábenlo descendientes de Israel delante de las naciones, él fue quien los
por todas ellas”14 2Tu luz brillante resplandecerá por todos los rincones de la tierra. Numerosas naciones vendrán de lejos hasta ti, ciudadanos de todos los rincones de la tierra”15
“Jerusalén será reconstruida, el templo del Señor existirá por siempre ¡Qué dicha si me queda algún descendiente que pueda ver tu esplendor y alabar al Rey del cielo! Las puertas de Jerusalén serán construidas con zafiros y esmeraldas, y con piedras preciosas todas sus murallas, las torres de Jerusalén y sus baluartes se construirán con oro, con oro puro, sus plazas serán pavimentadas con rubíes y finísimas piedras”16 “Y todos nuestros compatriotas que viven en Israel van a ser dispersados y desterrados de su buena tierra, y todo el país será un desierto, Samaria y Jerusalén quedarán convertidas en un desierto”17 Para finalizar con el libro de Tobit, se narra ahí, su muerte y sepultura en tierra de Asiria. Luego su hijo Tobías emigra a Media, donde muere , a su tiempo, no sin escuchar antes la noticia de la destrucción de Nínive, y del destierro de sus habitantes a Media por el Rey Ciaxeres.18

    Referencias
   1,3,4,5,9,10,11,12,13,14,15,16,17, y 18   Tobit   1:2  1:4-5  1:6-7   1:10-11   1:12-14  1:14   4:20   5:1-3   9:5   13:3   13:13   13:17   14:3-4   14:12-14      2  2 Reyes  15-29     

No hay comentarios:

Publicar un comentario