martes, 5 de abril de 2016

EL PRIMER LIBRO DE ADAN Y EVA CAPITULO I אָדָם וְחַוָּה ב



EL PRIMER LIBRO DE ADAN Y EVA
(apócrifo)

El primer libro de
’Âthâ´m (Adán) y Xauwâ´h (Eva)
אָדָם וְחַוָּה ב
(apócrifo)

CAPITULO I
El mar de cristal, Dios expulsa a Adán y Eva del Edén, para vivir en la Cueva de Tesoros
 
1 En el tercer día de la Creación, Dios plantó el jardín del Edén en la parte oriental de la tierra, en la frontera del mundo hacia el este, más allá de donde sale el sol y donde se encuentra nada más que agua, que abarca todo el mundo, y llega a la fronteras de los cielos.
2 Y al norte del jardín hay un mar de agua, clara y pura para el paladar, a diferencia de cualquier otra cosa, a fin de que, a través de la claridad, uno pueda ver en las profundidades de la tierra.
3 Y cuando un hombre se lava a sí mismo en ella, se convierte en limpio en su limpieza, y blanco en su blancura, incluso si fuera oscuro.
4 Y Dios creó ese mar a su buen parecer, porque él sabía lo que el hombre haría, y así una vez salido del jardín, con motivo de su transgresión, los hombres deberían nacer en la tierra. Entreellos se encontrarán los justos que va a morir, y cuyas almas irán a Dios, y regresarán en el último día y volverán a su carne, y se bañarán en las aguas de ese mar,(bautizmo) y se arrepentirán de sus pecados.
5 Pero cuando Dios echó a Adán del jardín, Él no lo ubicó en la frontera norte del mismo, para que él y Eva no puedan acercarse al mar de agua donde pudieran lavarse en ella y ser limpiados de sus pecados, y así borrar la transgresión que habían cometido y luego no se acuerden de su castigo.
6 En cuanto a la parte sur del jardín, Dios no quiso que Adán viviera allí, porque, cuando el viento sople desde el norte, hacia el sur, Adán recibiría el grato olor de los árboles del jardín.
7 Por lo cual Dios no puso a Adán y a Eva, en el lado sur, para que no fueran capaces de oler su dulce aroma y olvidar a sí su transgresión y encuentren consuelo en el aroma y no se limpien de su pecado.
8 Una vez más, Dios, que es misericordioso y de gran lástima, y que gobierna todas las cosas de la manera que sólo él sabe; hizo que nuestro padre Adán viva en la frontera occidental del jardín, porque en ese lado de la tierra, hay un territorio amplio.
9 Y Dios los mandó a vivir allí, en una cueva, dentro de una gran roca, llamada la Cueva de los Tesoros, que se encontraba por debajo del jardín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario