viernes, 1 de abril de 2016

EXPULSION DE LOS JUDIOS ESPAÑOLES. X



LA ESTIRPE DE ABRAHAM
Por Samuelson CiudaddePaz
CÁPITULO X
CRONICAS DE  LA EXPULSION DE LOS JUDIOS ESPAÑOLES.

   En el año de 1391. Fueron perseguidos y asesinados un número grande de judíos en las pueblos de Écija, Cazalla, Carmona, Córdova, Santa Olalla,, Jaén, Baeza, Ciudad Real, Cuenca, Fregenal de la Sierra, Logroño, Burgos, Gerona, Cervera, Lérida y Palma de Mallorca, entre otros.
   Por esa época vivió  el converso Alfonso Ferrandes Samuel quien pidió en su testamento que a la hora de su muerte, colocasen una cruz en sus pies, en su pecho el Corán y en su cabecera la Torá.
   El 2 de enero de 1481, se prepara una conversión forzada de los hebreos radicados en Sevilla.  Diego Susan, junto a otros de los más ricos y poderosos de Sevilla preparaba una resistencia en contra del despojo de su pueblo. Seguidamente fue  denunciado  por su propia hija, una mujer muy bella, llamada “La fermosa fembra”, que temía por la vida de su amante, un “cristiano viejo”. Al ser prendidos  Diego Susan y otros cinco conspiradores fueron quemados vivos el 6 de febrero de 1481. Este  primer auto de fe estuvo dirigido por el converso Alonso de Ojeda.
   Los cristianos nuevos (judíos), buscaron refugio en los territorios del Duque de Medina-Sidonia, y del Conde de Arcos. Poderosos nobles de sangre judía que deseaban protegerlos de la nueva inquisición. Sin embargo pudo más el poder de los reyes y el de la iglesia.  En esta ocasión fueron quemados dos mil sefarditas y quince mil se reconciliaron. (( El termino reconciliar significa en este caso volver  forzadamente al catolicismo)_ 

  Los sentimientos negativos a los hebreos en España los encontramos descritos en documentos como el siguiente;“Esta raza maldita se negaba a llevar a sus hijos a bautizar, y si lo hacía, les limpiaba de aquella mancha luego que volvían a casa; aderezaban sus viandas con aceite, en vez de manteca fresca…Enviaban aceite para llenar las lámparas de la sinagoga, con otros muchos abominables ritos de su religión…eran gente en extremo sagaces y ambiciosas que se apoderaban de los cargos municipales más lucrativos, preferían adquirirse el sustento por medio del comercio, en el cual lograban exorbitantes ganancias más bien que por el trabajo manual..y amontonando grandes riquezas conseguían emparentar por casamiento con nobles familias.”(Andrés Bernáldez párroco de la villa de los Palacios)
   La alta nobleza de Aragón estaba constituida por judíos convertidos al catolicismo, ya sea de forma sincera o simulada. El caso notable de Doña Juana Henríquez, madre del propio rey Fernando, “El paladín católico” que llevaba sangre judía en sus venas y no obstante  persiguió cruelmente a los de su raza.
    Los reyes de España se valían del conocimiento de los hebreos para manejar la hacienda pública. Entre ellos Don Abraham Senior era el tesorero real de Castilla, y el contador mayor Ben Arroyo
    Otros nobles Aragoneses de Prosapia Hebrea, eran: Juan de Abadía, Antonio Gran, Bernardo Leofanto, Tristan de Leonis,Mateo Ran, Juan de Esperandeo, Vidal de  Uranso,Jaime de Montesa, Jeronimo de Santa Fe ( antes de convertirse al catolicismo se llamaba Josué Lorki) ,Sánchez, Durán y Almazán. Estos presionados en exceso por la persecución hacia los hebreos, planificaron y ejecutaron el asesinato del inquisidor principal de Aragón Pedro Arbuéz de Epila.  Se efectuaron 200 detenciones. Esperandeo fue arrastrado por todo el pueblo, luego le cortaron una mano y finalmente descuartizado por cuatro caballos que tiraban de sus miembros. El resto de conspiradores fueron quemados vivos en la plaza de Avila.  el 20 de agosto de 1488, por participar e instigar el asesinato del inquisidor Pedro Arbués de Epila.
   Un judío de nombre Benito García, junto a un médico y  otro individuo también hebreos, fueron acusados en Ávila, entre otras cosas de de ser los responsables de profanar hostias,  y de robar a un niño para luego sacrificarlo  en sus ritos y ceremonias.  Llevados a proceso fueron Quemados en la hoguera  de  la plaza de Ávila el 18 de noviembre de 1491.

   Acusaciones falsas como estas fueron avivando la animadversión de un pueblo inculto, supersticioso y falto de la verdad, hacia la prole sefardita de Abraham, Isaac y Jacob. Esto lleva a que El 31 de marzo de 1492, se firma el decreto de expulsión de los judíos de  Hispania. Por los reyes  Elisabet de Castilla y Ferdinando V de Aragón.
   “Don Fernando é doña Ysabel por la gracia de dios Rey é reina de Castilla, de león, de Aragón, de secilia. De granada. De Toledo, de valencia, de galizia, de mallorcas, de Sevilla. De Cerdeña, de cordova, de corcega, de murcia, de jahén, de algesira, Gibraltar é yslas de Canaria…é señoríos é a las aljamas de los judíos de la diccha cibdad de ávila……En la cibdad de Toledo el año pasado de mil é quatrocientos é ochenta mandamos apartar é los dichos judíos en todas las cibdades, villas é lugares de los nuestros reynos é señoríos,´e dales juderías é lugares apartados… é enseñan lo que han de creer é guardar segund su ley, procurando de circuncidadr á ellos é a sus fijos( procurando circuncidarse ellos y sus hijos..é enseñarles las estorias de su ley, notificándoles las pascuas antes que vengan,….dándoles é levándoles de su casa pan ceceño é carnes muertas con ceremonias..é guarden la ley de moysén (Moises) …y conocimos quel verdadero Remedio verdadero de todos estos daños é inconvenientes estaba en apartar del todo la comunidad de los dichos judíos con los christianos é echarlos de todos nuestros reynos, quesimonos contentar con mandarlos salir de todas las cibdades é villas ´e lugares de andaluzía…acordamos de mandar  salir a todos los dichos judíos é judías de nuestros reynos, é que jamás tornen ni buelvan a ello mandamos  a todos los judíos ´e judías de qualquier hedad (cualquier edad así de los naturales de ellos…o por cualquier cosa  ayan venido…que hasta el fin del mes de  Julio primero que viene de este presente año salgan de todos  los dichos nuestros Reyno é Señoríos con sus fijos (hijos ) é fijas (hijas)é criados é criadas é familiares judíos…; é non sean osados de tornar á ellos…incurrirán en pena de muerte é confiscados de todos sus bienes para la nuestra cámara(corona)…sin otro proceso sentencia ni declaración….que non saquen oro, ni plata, ni moneda amonedada (acuñada)…Dada en nuestra cibdad de granada, á XXXI  días del mes de marco ( 31  de marzo ) año del nacimiento de nuestro Señor ihesu christo de mil é cuatrocientos é noventa é dos.(1492)
Yo el Rey, Yo la Reyna.”

   El Secretario real Don Hernando del Pulgar, de sangre hebrea, abogaba por los niños que no conocían sino solo lo que sus padres les habían enseñado, y argumentaba que quemarlos era cosa muy cruel.
    En Segovia, al enterarse del decreto de Expulsión, los judíos reaccionaron de esta forma.  ”A principios de agosto, dejando sus casas se salieron a los campos del Hosario..Por tener allí sus sepulcros…llenos de aquella miserable gente, albergándose en los sepulcros de sus mismos difuntos y en las cavernas de aquellas peñas. Algunas personas de nuestra ciudad, religiosos y seculares, celosas de la salvación de  aquellas almas, aprovechando tan buena ocasión, salieron a predicarles  su conversión y advertirle su ciega incredulidad…Algunos se convirtieron y bautizaron, dando nombre al lugar que hasta hoy se nombra Prado Santo por este suceso. (Diego Colmenares. Cronista de la época.)
   Los sefarditas más poderosos para no perder sus privilegios abrazaron el catolicismo. Entre ellos El rabí Abraham bautizado en Guadalupe, apadrinado por el Nuncio y el Gran Cardenal de España.  el rabino mayor de las almajas y almojarife Abraham Senior, apadrinado por los propios reyes de España, adoptó el nombre de Fernando Pérez Coronel.1 El yerno de este último,  el rabino Mayr apadrinado también  por los reyes, recibió el nombre de Fernando Núñez Coronel.
 
  Siguiendo el ejemplo de sus líderes, innumerables sefardíes se “convirtieron” al catolicismo. Otros, por el contrario no se doblegaron  y permanecieron fieles al judaísmo, como en el caso del Rabi Ben Juda Abravanel, consejero de los reyes, quien  imploro en vano ante los mismos reyes Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, para impedir el nuevo éxodo hebreo.  
   “Y hablé por tres veces al monarca como pude diciendo: ¡Favor, oh rey¡ ¿Por qué obras de este modo con tus súbditos? Imponnos fuertes gravámenes, regalos de oro o plata y cuanto posee un hombre de la casa de Israel lo dará por su tierra natal. Imploré a mis amigos. Que gozaban de favor real para que intercediesen por mi pueblo…y abandonara su proyecto de exterminio de los judíos. También la reina que estaba a su derecha para corromperlo, le inclinó poderosa y persuasiva a ejecutar su obra empezada y acabarla.”
   Los sefarditas en su huida, perdieron la totalidad de su riqueza .Andrés  Bernáldez registró esta salida forzada.
    “Daban una casa por un asno y una viña por un poco de paño o lienzo…Salieron de las tierras de sus nacimientos, chicos y grandes, viejos y niños, a pie y caballeros en asnos y otras bestias y en carretas, y continuaron sus viajes, cada uno a los puertos que habían de ir, e iban por los caminos y campos por donde iban con muchos trabajos y fortunas, unos cayendo, otros levantando, otros muriendo, otros naciendo, otros enfermando, que no había cristiano que no hubiese dolor de ellos, y siempre por do iban los convidaban al baptismo y algunos , con la cuita, se convertían y quedaban , pero muy pocos, y los rabies los iban esforzando y hacían cantar a las mujeres y mancebos…,y así salieron de Castilla.”

  De esta manera cruel los sefardíes se alejaron de sus hogares, de la tierra que los había cobijado durante muchas generaciones, dejando atrás los restos apreciados de sus antepasados y llevándose  únicamente las llaves de sus propiedades como significado de sus pertenencias que quedaban atrás. Los Sefarditas amaban demasiado su tierra natal. Esta tristeza, esta añoranza por el abandono de la  tierra ibérica se lleva como una marca en lo más profundo de los sentimientos de los sefardíes a través de los siglos-.También los Judíos Ashkenazim recuerdan estos acontecimientos dolorosos. El rabino de origen polaco Josef Racover perdió su casa, esposa e hijos en la “Solución final” de Hitler. (Exterminio masivo planificado, impulsado por el tradicional antisemitismo Alemán) .En plena resistencia contra las bestiales tropas de asalto Nazi, el rabino Racover, escribe antes de morir, su impresionante invocación a Dios. Allí dejó escritas unas referencias sobre la expulsión judía de España. Queremos nosotros dejar anotada la coincidencia trágica de la similitud de los años de sufrimiento de los judíos Shefardim con la persecución de los judíos Ashkenazim.  ¡1492__1942-¡
  Acerca de la angustia judía; Cesar Dávila  Andrade, escribió: “En 1962 un profesor de la Universidad de Mérida__Venezuela__, dignatario de una de las sinagogas más antiguas del Nuevo Mundo, entregó al autor una copia de esta rara crónica de la resistencia judía escrita sobre los escombros mismos del “Santo Ghetto” de Varsovia. Habían hablado de la Kábala, del Libro de los Esplendores y  de diversos y sorprendentes secretos de la Comunidad judía en el mundo, sobre todo en sus desconocidas relaciones con el trágico destino de los españoles en el inmediato devenir de la historia, desde los días en que éstos, con increíble mezquindad, alquilaban a los hebreos que abandonaban la Península aterrados por la desolación de sus hogares, las sombras de los arbustos, para guarecerse del sol. Habían evocado los misteriosos y desconocidos hechos del Sínodo Judío, convocado secretamente a fines de la Guerra civil Española y que lanzara contra España el rayo de la memoria, tratando de enhebrarlo con los irremisibles acontecimientos del devenir__porque los perseguidos de todos los pueblos se hallan también encargados de la reelaboración del tejido de la justicia y de las indiscernibles compensaciones entre los vencidos.”

Referencia del Rabino polaco (Askenazi) Josef Racover.”La noble Sefarad, la espléndida España de nuestros sueños, fue solemnemente maldecida y jamás conocerá la libertad,  siempre que su pueblo ha tratado de levantarse y ser libre, una mano extranjera lo ha vuelto a sepultar en la esclavitud. Porque sabemos que fue el propio pueblo ignorante y cruel el que nos expulsó de aquellas tierras luminosas…Mi rabí solía narrar el caso de un judío que había huido de la feroz inquisición española en compañía de su mujer y de un hijo. El pobre perseguido había logrado llegar en una barca a una isla desolada, después de haber atravesado la tempestad de un mar. Al llegar sobre las playas vino un rayo y mató a su mujer, una ola gigantesca arrebato a su hijo y lo sumió en los abismos. Solo, pobre como una piedra, desnudo y descalzo, golpeado por la tempestad y amedrentado por los truenos y los relámpagos, con los cabellos revueltos y las piernas vacilantes, el judío prosiguió su marcha sobre la isla desierta e invocó al Señor…”
  Observemos la similitud del anterior texto del rabino Racover  con la crónica del rabino Salomon Ben Verga  acerca de los sucesos de 1492. “Por todas partes encontraron aflicciones extensas…Parte de ellos se metieron en el mar, buscando en las olas un sendero, y también allí se mostró contraria la mano del Señor para confundirlos y exterminarlos, pues muchos de los desterrados fueron vendidos por siervos y criados en todas las regiones de los pueblos y no pocos se sumergieron en el mar, hundiéndose  al fin, como plomo.”

 Ante este magno sufrimiento afirmamos que Dios tiene un plan y un propósito nuevo con el pueblo perdido de Israel y Judá. El Supremo Señor cambiará su lamento en baile. Sucederá un éxodo en el futuro, pero ya no forzado ni con dolor; al contrario será de inmensa alegría y honra con dirección a la tierra de la promesa.Israel
    y pondré señal entre ellos, y enviaré de los escapados de ellos a las naciones…a las costas lejanas que no oyeron de mi, ni vieron mi gloria, y publicaran mi gloria entre las naciones. Y traerán a todos vuestros hermanos de entre las naciones, por ofrenda a Jehová, en caballos, en carros, en literas, en mulos y en camellos, a mi santo monte de Jerusalén, dice Jehová, al modo que los hijos de Israel traen la ofrenda en utensilios limpios a la casa de Jehová. Y tomaré también de ellos para sacerdotes y levitas dice Jehová. Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre.”  Isaías 66.19-22
Referencia.
1.         En el año de 1574. Fueron condenadas a morir en la hoguera en la ciudad de México, Varias personas de  apellido López Coronel. Bajo los cargos de practicar la ley de Moisés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario