domingo, 16 de octubre de 2016

ARMAGEDON PETROLEO DEL CHANTAJE A LA RIQUEZA F. WALVOORD

 ARMAGEDON
CERCANO ORIENTE; PETROLEO Y CRISIS
JUAN F. WALVOORD Y JUAN E. WALVOORD 

 
DEL CHANTAJE A LA RIQUEZA
Y EL PODER
El problema es de proporciones colosales. El Cercano Oriente, que por tanto tiempo fuera la región más pobre del mundo, muy subdesarrollada en el aspecto industrial y comercial, se encuentra de repente en condiciones de dominar el mundo. Inevitablemente, las principales concesiones tienen que hacerse a expensas del poder de los Estados Unidos y de la seguridad del estado de Israel. Sacudido por escándalos en 1973 y 1974, y con su presidente puesto en tela de juicio en su misma patria, Estados Unidos no está en buena situación para resolver fácilmente el problema.
Aun cuando el bloque árabe no puede impedir que el petróleo llegue a, los países amigos de Israel, sí pueden tener éxito en controlar el costo de éste restringiendo el suministro y manteniendo el precio a un nivel más o menos cuatro veces superior a los que existían antes de 1973. Dado que es difícil seguir el curso de una remesa de petróleo una vez que ha sido vendida, éste circula libremente entre los países. Los árabes ya han descubierto que es imposible boicotear y aislar un determinado país, como intentaron hacerlo con Holanda.
Sin embargo, un continuo aumento en el precio tendría efectos devastadores sobre cualquier país que dependa del petróleo árabe. Aun cuando las medidas económicas aplicadas por las naciones industrializadas les permitan reducir sus importaciones en un 10 ó 15 por ciento, el costo anual de éstas será de 100.000 millones de dólares para los países no comunistas, comparado con los 22.000 millones de dólares de 1972. Si Estados Unidos sigue importando petróleo árabe al precio actual, su balanza comercial cambiará rápidamente de un superávit de 1.000 millones de dólares en 1973 a un déficit de 13.000 millones de dólares, hecho éste que significaría agotar todas las reservas en oro y divisas.
Estados Unidos tiene la opción de reducir el consumo y explotar los recursos energéticos internos, opción que no tienen ni Europa ni Japón. Este último país ya se enfrentó en 1973 a un déficit de 10.000 millones de dólares, aproximadamente. ,también los países europeos están a merced de los productores petroleros árabes. Probablemente los nuevos déficit en las balanzas comerciales van a significar una seria amenaza a las monedas europeas. Al principio de la crisis, Francia hizo manifiesta su independencia de los acuerdos del Mercado Común Europeo al anunciar que dejaría flotar el franco francés en el mercado internacional,
En términos corrientes, esto significa que los países exportadores de petróleo acumularán riquezas y poder fantásticos. En 1972 los ingresos por las exportaciones de petróleo del Cercano Oriente ascendían a unos 15.000 millones de dólares y a fines de 1973 se habían acercado a un nivel en que producirían 89.000 millones de dólares. Los observadores afirman que esto es el doble del dinero que estos países utilizan en su desarrollo económico. No se puede esperar que los países productores de petróleo se dediquen simplemente a incrementar sus valores en oro, puesto que ya han acumulado 100.000 millones de dólares en reservas en oro. Aparentemente, estos países podrían convertirse en los inversionistas industriales del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario