domingo, 23 de octubre de 2016

LA MARCHA DE LAS MUJERES- LA NACION QUE SE SALVO A SI MISMA

 LA NACION QUE SE SALVO A SI MISMA 
Ppr Clarence Hall
 LA MARCHA DE LAS MUJERES

 LA PRIMERA reacción vino de las mujeres de Sáo Paulo. Centenares de amas de casa, al enterarse por la radio y la televisión de las peroratas del 13 de marzo, corrieron al teléfono y comenzaron a organizar una manifestación pública que debía dejar pequeña a la de Goulart. Seis días después, el 19 de marzo, las amplias avenidas del sector comercial de Sáo Paulo se vieron colmadas por un río humano que las mujeres llamaron "La marcha de la familia con Dios hacia la libertad". Apretando sus devocionarios y sus rosarios contra el pecho, marchaba un ejército de más de 600.000 mujeres con ritmo solemne a la sombra de sus banderas anticomunistas. Y mientras avanzaban, los vendedores de la prensa, desde las aceras, vendían diarios donde estaba impresa la larga proclama que habían preparado ellas mismas:
"Esta nación que Dios nos ha dado, inmensa y maravillosa, está en extremo peligro. Hemos permitido que hombres ambiciosos, sin religión y sin escrúpulos, traigan a nuestro pueblo la miseria, que destruyan nuestra economía, que perturben nuestra paz social para engendrar odio y desesperación. Ellos han infiltrado en nuestro país, en nuestro gobierno, en nuestras fuerzas armadas, y hasta en nuestras iglesias, servidores del totalitarismo, hombres extraños para nosotros y que todo lo destruyen .. . ¡Santa Madre de Dios, sálvanos de la triste suerte y de los sufrimientos de las martirizadas mujeres de Cuba, Polonia, Hungría y otros países esclavizados!"
Un testigo llamó a esta marcha de las Mujeres de Sto Paulo "la demostración más conmovedora en la historia del Brasil". Días después se realizaron marchas similares en otras ciudades importantes del Brasil. Ni la oposición del gobierno, ni las amenazas de la policía pudieron impedir estas cruzadas femeninas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario