sábado, 5 de noviembre de 2016

FEDERICO HERRERA . 1901. HUEHUETENANGO -Adiós, oh casta paloma

 RECUERDOS DE ESTUDIANTE 
FEDERICO HERRERA
HUEHUETENAGO
AÑO DE  1901

Allá á lo lejos, muy lejos
 Miré á mi pueblo adorado
 Sobre el Ande recostado
 Lanzarme bellos reflejos;
Miré brillar los espejos
De Las Lagunas y hundido
 Entre el follaje florido,
 Ví con tristeza mi hogar
 Y un adiós pude exclamar
 Para mi pueblo querido.
Visto de lejos semeja
Por la gracia con que asoma,
 Reposando en verde loma
 Una blanquísima oveja.

Como el ave que al fin deja
El nido donde ha nacido,
 Así abandoné aquel nido
Yendo de la suerte en pos
Y murmurando un adiós
 Para mi pueblo querido.
Densa nube pasó en tanto
 Entre mi vista y mi hogar
Y no pude contemplar
El hogar que fué mi encanto.
 Más, después el denso manto
 Pareció ser recogido
Por algún ángel venido
Del alto trono de Dios,
Y yo murmuré un adiós
Para mi pueblo querido.

Inmensa mole de tierra
Me impidió puesta delante
Contemplar aquel brillante 
Engastado en la alta Sierra.
El amor que mi alma encierra
 Brotó entonces encendido
Y á mi pecho conmovido
Tanta amargura causó, 
Que sollozando exclamó
  ¡Adiós, mi pueblo querido!

Adiós, oh casta paloma
 Que á los Andes da su queja,
Adiós blanquísima oveja 
Reposando en verde loma.
Adiós brillante que toma
Del iris su colorido,
Adiós poético nido
De mi alma, que de mí en pos
 Irá tu recuerdo: Adiós,
 Adiós, mi pueblo querido!


No hay comentarios:

Publicar un comentario