sábado, 5 de noviembre de 2016

MEMORIAS DE UN ESTUDIANTE- 1901- FEDERICO HERRERA- ESCUELA NORMAL

MEMORIAS DE UN ESTUDIANTE
1901
PEDERICO HERRERA
HUEHUETENANGO

Una sala—Sobre una mesa un título de Bachiller y varios
libros—Juan.


Aquí el título contemplo
Y me parece no obstante
 Que aún fuera yo estudiante
De colegio como ayer.
 ¡Cuánto amargo sufrimiento
Y cuánto recuerdo evoca
 Este título que toca
 Al infeliz Bachiller!

    ¡Ah, cuál vienen á mi mente
    Mil recuerdos impregnados
    De goces nunca olvidados
    De mi inocencia febril!
    Pues ¿quién que estudiante ha, sido
    No recuerda placentero
    El tiempo más hechicero
    Que es el tiempo estudiantil?

Siempre ese tiempo dorado
 Nos envía cual estrella
La luz más clara y más bella
 Del cielo del porvenir,
Y al volver la vista al tiempo
 Que hacia atrás hemos dejado
Más de un alma ha suspirado
 Queriéndolo revivir.

Era una tarde de enero
Cuando mi padre me dijo:
 —«Has de saber, querido hijo,
 Que una beca conseguí,
Y como el tiempo ya avanza
 Rápidamente hijo mío
Ya he preparado el avío
Para alejarte de mí.


Bien comprendo que es muy duro
Separarte de mi lado;
Pero ¿qué quieres, amado, Si así feliz has de ser?
La Escuela Normal te espera
Como su alumno bequista,
Anda y figura en la lista
De los que quieren saber.»

Miré al callarse mi padre
Presentarse ante mi mente
Un nuevo mundo esplendente,
Con dulzura sonreír.
Esa noche ví entre sueños
 Mi dicha más seductora
Y más que nunca la aurora
 Deseaba para partir.

Despedime de mis padres
 Con el beso más divino,
 Poco después el camino 
De Guatemala tomé,
Y aquí comienza la historia
Verdadera de estudiante,
 Pues desde aquí en adelante
 Todo estudiantada fué.

No ví á ningún caminante
Y ninguno me veía,
Porque envoltorios traía
 Al frente, al lado y atrás.
 Quedaba atrás un clarito
 Por donde ufano miraba
  mi hogar que se ocultaba
  lo lejos más y mas.

Después al revés monteme
 Mirando al caballo el anca
 A ver mi casita blanca
 Donde pasé mi niñez.
Y entre verdes emparrados
 Y mil árboles frondosos
Miré con ojos llorosos
Mi hogar por última vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario