miércoles, 2 de noviembre de 2016

POETA OLVIDADO-LIC. FEDERICO HERRERA-HUEHUETENANGO

POETA OLVIDADO-LIC. FEDERICO HERRERA

FEDERICO HERRERA , HIJO  DE LA TIERRA DE LOS CUCHUMATANES
HUEHUETENANGO 
POETA , graduado de ABOGADO en la ciudad de Guatemala
 con una original firma- (Ver imagen abajo)










 A CRISTÓBAL COLÓN

Genio inmortal, Colón esclarecido,
Que en cambio de la burla diste á España 
El continente que existió perdido
Y fué objeto de tu egregia hazaña, 
Un loco, un necio fuiste,
Mas con locura y necedad venciste
Al indómito mar fiero y profundo,
 Marcando así los límites del mundo.
Y llamaron tu ciencia, ciencia atea
Por no encontrar entre sus ciencias vanas,
 La esplendorosa idea
Que hizo nacer en tu cabeza canas
 Para poder cumplir con tu tarea! 
¿Mas quién oyó tu colosal teoría?
 ¿Quién miró-de tu genio la grandeza?
 Sólo la Reina excelsa la veía
Que te diera sus joyas y riqueza 
Diciéndote con fe, con entereza:
 —«--Ya que ansías la gloria
Que de los genios las hazañas canta, 
Que monumentos en su honor levanta
42
Y que venera su inmortal memoria; 
Hazte á la mar y con valor avanza
 A realizar tu espléndida esperanza.»
 El timón de las naves españolas
 Es tu genio bendito,
Que reta en el abismo de las olas
 A «la bestia feroz del infinito.» 
Cruzastes el oceano
Con firme paso y voluntad de acero
 Y encontrastes al fin de tu sendero El bello continente americano, 
Que tu cerebro insano
Hiciera centellar cual una estrella 
Del cielo de tu genio, blanca y bella.

 Apareció sonriente
Sobre la mar tendida
La América de flores revestida-,
En actitud de coronar tu frente
Con el lauro inmortal, resplandeciente.
 Celebraron las aves la alborada 
Trinando entre el follaje,
Como justo homenaje
Al que había concluido su jornada.
 Y al extraño rumor de tu llegada
Despertaste á la América de un sueño 
Letárgico y profundo;
Se realizó por fin tu ardiente empeño
 Y.... completaste el mundo.
Regresastes ufano
Para dar á la España un paraíso 
Cual fruto de tu genio sobrehumano
 Con que el Creador embellecerte quiso; 
¿Más que te dió después por tus desvelos 
Cuándo se halló tu vida en el ocaso? 
Dí, ¿qué te dió la poderosa acaso
 Al llegar á la altura de los cielos? 
Entonces te abandona; ya no eras
 El semi-Dios de ayer, gigante un día, 
Y en soledad sombría
Permite que te mueras
En medio de letal melancolía;
¿Mas, qué importa eso, si la Historia
 Hoy te canta orgullosa y te deifica
 Brindándote la página más rica 
De las páginas ricas de la gloria?
1892

No hay comentarios:

Publicar un comentario