domingo, 13 de noviembre de 2016

RECUERDOS DE COLEGIO- FEDERICO HERRERA- 1901-HUEHUETENANGO

RECUERDOS DE COLEGIO- 
FEDERICO HERRERA- 1901-HUEHUETENANGO

 A  su querido maestro de Filosfia y Literatura Preceptiva,
DON RAFAEL SPÍNOLA
y á la juventud centroaméricana
dedica estos ensayos
                       EL AUTOR

 MIS VERSOS
                      A. J.J. Palma

Joven cantó el alma día,
 Porque entonces se interpreta
 El misterio del poeta,
El fín de'la poesía.
                       Y mi canto
Ya era el remedo del llanto,
 Ya era risa, ya temores
O ya reclamo de amores;
 Porque entre.,tanta ilusión
 Al contrariarse , la calma.
 Sigue á las penas del alma
El goce del corazón.

 Desgraciada el alma herida
a  qúien lo bello no inquieta,
Y no haya sido poeta
Alguna vez en la vida.

               La poesía
Es variada melodía
Qué la lira nós ofrece
Cuando un: corazón padece,
O solloza de pasión,

Y en que al vibrar una cuerda
 Cada cada nota recuerda
Lo que siente el corazón.

La poesía es pincel
Que con divinos colores
 Pinta los cuadros mejores
 De la vida en.el verjel.
                     Sus pinturas
Son copias fieles y. puras ,
 De los cuadros que en la vida
 Tienen el alma absorbida,
 Y en que es la imaginación
La que sirve de paleta,
En que es pintor el poeta
 Y es el lienzo el corazón.

Yo quise pulsar la lira
 Que remeda corazones
Y entoné varias canciones
En que un corazón suspira.
                  Y son ellas
Las aves tiernas y bellas
 Que en la aurora de mi vida
Con el alma conmovida
Entonaron su canción,
Y dieron con cada acento
 Mil timbres al sentimiento,
 Mil toques al corazón.

Yo también tomé el pincel
 Y con divinos olores
Fuí pintando varias flores
. De mi vida en el verjel.
                  Hoy las miro
Y al verlas mustias suspiro
 Porque en el cultivo de ellas
 Puse cual sol las centellas
 De mi ardorosa pasión,
 Y les puse como olores
 Mi juventud, mis amores
 Y el riego del corazón.

¡Pobre lira mal tañida,
 Pobres versos, pobres flores,
Pobres pájaros.,cantores
De la aurora de mi vida!
                           Si en el cielo
 Mirais ¡ay! que tiende el vuelo
Esa ave negra, agorera,
Esa crítica severa
Con apariencias de halcón,
 No calleis amedrentadas
Porque estais bien abrigadas
 Dentro de mi corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario