viernes, 30 de diciembre de 2016

OBJECIONES FORMIDABLES HECHAS A LA BIBLIA-1894

 LA BIBLIA VERIFICADA
ANDREW ARCHIBALD
1894 
 
 OBJECIONES FORMIDABLES HECHAS A LA BIBLIA-
 
3. De paso permítasenos tan solamente aludir á la 
muy desacreditada historia de Jonás. Puede ser que, 
el narrativo, si ficticio, llevara el intento de proveer 
instrucción moral por medio de él en la Biblia, puesto 
que el Señor mismo enseñó por parábolas, é historias ; 
empero no podemos resistir la convicción de que Cristo 
hace referencia á la experiencia del profeta de Nínive 
como histórica, pues Jonás y Salomón y la Reina del 
Austro son mencionados juntos. Ademas, el gran 
Maestro hace de la inhumación en el monstruo marino 
el tipo de los tres días que él mismo había de pasar en 
el sepulcro ; y el paralelo no es tan exacto é impresivo 
si ambos no son hechos auténticos. Creemos en la in- 
humación y resurrección del Señor, y este es el mayor 
milagro de los dos. Ni tampoco es, á mi ver, el me- 
nor de los dos milagros tan increíble. Hay animales 
marinos capaces de tragarse á un hombre. En el 
ancho estómago de un tiburón se ha hallado un caba- 
llo entero y en otro un guerrero con toda su armadura. 
Esto no son fábulas. Es el caso auténtico aquel del 
marinero que en 1758 fué tragado sin mutilación al- 
100 LA BIBLIA VERIFICADA. 
guna por un animal enorme del profundo. Lo único 
milagroso en el relato de la Escritura es la preserva- 
ción de la vida del profeta bajo tales circunstancias. 
Y ¿ porqué había esto de ser considerado algo increible 
para con Dios, el cual en los obras de la Creación y en 
otros milagros registrados, aceptados por la generali- 
dad, obra maravillas aun más grandes? Si ponemos 
en duda el testimonio de la palabra de Dios en lo que 
se refiere al profeta Joñas, deberemos a lo menos ad- 
mitir la verdad irónica de la representación de los 
tales en la Escritura : 
" ¡ Tú lo sabes sin duda porque habías entonces nacido, 
Y es grande el número de tus días !" 
4. Una dificultad más y es con relación al Diluvio 
Universal. Existe la agudeza acerca de la ventilación 
del arca con su ventanillo ; empero un letrado no hu- 
biera jamás cometido el error craso de suponer que 
hubiera solamente una ventanita para admitir luz y 
aire. La palabra Hebrea implica el que había un 
sistema de ventanas, immediatemente debajo de la 
cubierta del arca por todos sus lados, y cuando Noé 
abrió el arca para dejar salir el cuervo y la paloma se 
hace uso en el original de otra palabra (zohar en el 
primer caso, y halón en el segundo), demostrando que 
era esta una de las aperturas en la claraboya ó " luz." 
Ni tampoco la objeción de que el arca no fuese bas- 
tante grande para todos los animales tiene fuerza nin- 
guna, cuando comprendemos que no es necesario supo- 
ner que hubo un diluvio universal. Cierto leemos que 
" toda carne " fué destruida, y las aguas " cubrían to- 
OBJECIONES HECHAS A LA BIBLIA. 101 
das las montañas altas debajo de todo el cielo," pero 
también leemos acerca de un decreto de parte de Cesar 
Augusto " que toda la tierra fuese empadronada " en 
el empadronamiento de la primera centuria. Con- 
forme en el último caso "toda la tierra" significa úni- 
camente el imperio Romano, toda la tierra sobre la 
cual Augusto tenía autoridad, así también en el pri- 
mer caso puede significar el mundo en lo concerniente 
á Noé. Tales expresiones generales no deben ser toma- 
das en sentido literal ; así es cuando decimos, " Todo 
el mundo va á tal O cual lugar." El arca, que era un 
poco mas grande que el vapor " Great Eastern," puede 
no haber sido capaz de contener dos animales de cada 
especie del mundo entero, mas todos los animales (dos 
y dos de ellos) de la tierra que suponemos haber sido 
anegada por un diluvio parcial pueden haber tenido 
lugar suficiente. Empero ¿ existe evidencia alguna 
(fuera de la Biblia) de un diluvio ni aún parcial de 
alguna importancia? Sí; casi todas las naciones 
tienen tradiciones de un diluvio asolador. A medida 
que los descendientes de Noé se multiplicaban y eran 
dispersados sobre la tierra, la memoria del gran cata- 
clismo debía naturalmente pasar á través de los siglos 
aunque, naturalmente, variaciones habían de ocurrir en 
el relato. Hay por consiguiente el relato de Berosus 
que en muchos puntos se parece al relato original. 
Los Chinos tienen una tradición que afirma que toda 
la tierra fué ahogada excepto tres emperadores. Los 
Griegos tienen su Deucalión, que construyó un buque 
en el cual él y su mujer se salvaron de una inunda- 
ción que destruyó al resto de la humanidad. Entre 
102 LA BIBLIA VERIFICADA. 
los Indios de América, existen varias tradiciones, una 
de las cuales la representa el pica-flor que vuelve 
con una ramita en el pico. Ahora pues, todo esto 
viene a probar que debe haber existido un aconteci- 
miento original que ocasionó estas diversas tradiciones. 
Ni tampoco es el Diluvio un acontecimiento impro- 
bable mirado bajo el aspecto geológico. Sin ir mas 
lejos que " Junio, 1819, " dice el geólogo Lyell, " el 
mar hizo irrupción por la boca oriental del Indo, y en 
pocas horas convirtió una extensión de tierra de dos 
mil millas cuadradas en un mar interior." Estamos 
acostumbrados á oir y ver tocante á elevaciones y 
hundimientos geológicos de tierra. Winchell, en sus 
" Perfiles de la Creación" dice que " en 1822 toda la 
costa de Chile fué levantada á una altura que variaba 
de dos á siete pies — un área equivalente á toda la 
Nueva-Inglaterra y Nueva- York que hubieran sido 
levantadas en alto." El mismo geólogo afirma que 
" una depresión en el valle del Mississippi Inferior 
solamente de trescientos pies, admitiría las aguas del 
Golfo de México hasta la desembocadura del Ohio." 
Cuando Dawson, aun desde el punto de vista cientí- 
fico nos cuenta acerca de diluvios geológicos sumer- 
jiendo los llanuras de Europa bajo mil pies de agua, 
y nos da la información de que la tierra desde la apa- 
rición del hombre ha tomado cuando menos " una 
zambullida semejante antes de obtener su presente 
estabilidad," no necesitamos ser tan escépticos acerca 
de un diluvio en la Biblia, parcial ó universal ; no 
necesitamos desacreditar en lo mas minino el del 
tiempo de Noé. Dios dice con mucha propiedad, 
OBJECIONES HECHAS Á LA BIBLIA. 103 
" Tú ¿ donde estabas cuando yo eché los cimientos de la tierra ? 
Decláramelo, si posees inteligencia. 
****** 
j Tú lo sabes sin duda porque habías entonces nacido, 
Y el número de tus dias es grande ! " 

No estábamos presentes cuando el abismo según se nos 
dice fué roto en tiempo de Noé, y no tenemos razón de 
negar lo que está afirmado como hecho, lo que es man- 
tenido por la tradición y demostrado como probable 
por la ciencia geológica. 

En conclusión, que creamos en el diluvio ó no, el 
diluvio de la muerte se acerca con terrible realidad 
para cada uno de nosotros. No hay medio de poder 
rodear las aguas del Jordán, y desgraciados habremos 
de ser si esta ola poderosa nos arrebata á la eternidad 
mientras estamos haciendo mofa de ella. Desearemos 
entonces estar en un arca, el arca de salvación. Bus- 
quemos seguridad á tiempo porque hay posibilidad de 
que podamos llegar tarde. 

" Viene de la muerte el diluvio ; despierta, 
Tu vida su ola pudiera aferrar ; 
Para tí del arca la puerta hoy abierta, 
Va el Omnipotente muy pronto á cerrar." 

No hay comentarios:

Publicar un comentario