sábado, 11 de marzo de 2017

INDEPENDENCIA DE CHIAPAS / DE ESPAÑA Y GUATEMALA- LUIS ESPINOSA

INDEPENDENCIA 
DE LA PROVINCIA 
DE LAS 
CH I A P AS 
Y SU UNION A MEXICO 
LUIS ESPINOSA
1918 
 
 SÍNTESIS DE AQUELLOS DOS SUCESOS MEMORABLES, EXTRACTADA
 DE LOS DOCUMENTOS COLECCIONADOS POR LOS EXCELENTÍSIMOS SEÑORES
 MANUEL LARRAINZAR Y MATÍAS ROMERO  
LA ESCRIBIÓ Y LA PUBLICA A SU COSTA DON 
I LUIS ESPINOSA, DIPUTADO AL CONGRESO DE UNION POR 
EL 79 DISTRITO DE CHIAPAS 
Con dibujos de don BOANERGES MORALES • * ." 
Año de 1918. 
México: "Imprenta Victoria " 
ADVERTENCIA
El Autor publica esta obra deseoso de recordar que la Provincia
 se unió a México a cambio de una solemne promesa de mejoramiento 
no sólo moral sino también materialy de interesar al Gobierno de la 
Repiíblica para que cuanto antes lleve a Chia- 
pas los beneficios del ferrocarril. 

BREVES CONSIDERACIONES 
a manera de Prólogo. 

"Guatemala jamás ha proporcionado a esta Provincia, ni ciencias, ni industria,
 ni ninguna otra utilidad, y sí la ha mirado con mucha indiferencia". 

{Instrucciones dadas por la Diputación Provincial al Presbítero Pedro Solórzano, 
Comisionado para tratar la Unión de Chiapas ante la Regencia del imperio 
mexicano) . 

Hoy de septiembre de 1918, hace noventa y cuatro años que la Provincia Libre
 y So- berana de las Chiapas se unió espontáneamente a la Patria de Hidalgo,
 de Morelos y deJuárez.La forma en que se emancipó de Guatemala y de España 
 y en la que se llevó a cabo la vinculación de sus destinos con México, se
 encuentra descrita en en este bosquejo histórico que informa este folleto. 
¿Que beneficios ha impartido México a
 Chiapas desde aquella lejana fecha? Responder, a tal pregunta, 
es el objeto de estas líneas. 
Los chiapenses que en 1824. se mostraron partidarios entusiastas de la Unión 
a México, tuvieroN en cuenta, para sentir así, QUE EN CASI TRESCIENTOS AÑOS QUE
 LA PROVINCIA HABÍA ESTADO UNIDA A GUATEMALA, NO HABÍA RECIBIDO BENEFCIO ALGUNO;
 por otra parte, en sus límpidos cerebros germinó la idea— hermosa ilusión más 
bien— de que México daría a Chiapas con mano:pródigas: ESTIMACION,PROGRESO,
 BIEN  ESTAR. 
Fué tan grande, tan sincero y tan firme el convencimiento en que aquellos 
ilustres chiapenses cimentaron su esperanza,como sencilla ,honda y
pura fue la fe de los hombres bíblicos que creyeron en el lavado del leproso,
 en el movimiento del parálitico y en la resurrección de Lázaro, Esa creencia 
fué la que les hizo esperar para Chiapas realidades tan maravillosas, como los 
espejismos sugestvos de un prodigioso cuento oriental. 
Desgraciadamente la promesa solemne de mejo- 
ramiento material y moral hecha a la Provincia de 
Chiapas, se ha borrado de la memoria de todos los 
Gobiernos que ha tenido la República. Sólo nosotros la conservamos viva e
 imborrable, aunque cubierta con el polvo gris de muchos desengaños. Por 
eso hoy, al evocar el hecho histórico de la abdicación 
de nuestra Independencia, de nuestra Libertad y de 
nuestra Soberanía absolutas, y pretender interrogar 
el futuro, sólo encontramos, como respuesta dolorosa 
única, el grito angustioso de la Patria ensan- 
grentada, y, en nuestra desesperación infinita, salen 
del pecho, en vez de hosannas, elegías. ¡No es para 
menos! 
El abandono con que los Gobiernos de México 
han visto al Estado de Chiapas es igual al abando- 
no con que vio a la Provincia el antiguo reino de 
Guatemala. Chiapas está aún muy lejos del centro 
de la República y más lejos del resto de las Enti- 
dades federativas que la forman, por falta completa 
de vías de rápida comucación. ¡La influencia 
cultural de México en Chiapas es insignificante, y 
la identificación por medio de intereses materiales 
y mutuos apenas si existe! 
Es triste confesarlo, pero es verdad: los chia- 
penses nos sentimos como extranjeros en nuestro 
país. I no se atribuya este sentimiento huraño a 
 menosprecio o a indiferencia para con nuestra Pa- 
tria adoptiva, a la que amamos tanto, por no decir 
más, que los que siempre han sido mexicanos. Este 
amor lo manifestaron nuestros mayores mezclando 
su sangre con la sangre de los mexicanos en los 
muros de la heroica Puebla. Lo manifestaron com- 
partiendo las penalidades de las cruentas luchas de 
sesenta y siete. I, nosotros, lo hemos venido mani- 
festando también con nuestra participación en las 
luchas interiores, con nuestra lealtad ante el peligro '+ 
extranjero y con nuestro entusiasmo al celebrar año con 
con año el aniversario que se conmemora en esta 
fecha y que es como ratificación del pacto de 1824.. 
¡I a pesar de tanta y tan buena voluntad por 
nuestra parte, el día de la completa y deseada iden 
tificación no llega! Nuestros hermanos, los mexi 
canos de otros Estados, injustamente nos ven como 
a inferiores y desconocen los intereses, los anhelos y 
las necesidades de nuestra querida Chiapas; y 
nosotros, por nuestra parte, conservamos todavía, 
a despecho del tiempo y de nuestra nacionalidad, 
las costumbres características de la América Cen- 
tral. 
En el Estado de Chiapas las vías de comunica- 
ción, con muy contadas excepciones, son las mismas 
intransitables de hace un siglo; las tierras exube- 
rantes permanecen vírgenes; la industria se encuen- 
tra tra en estado fetal y la minería no se conoce. El 
Comercio ha decrecido en un cincuenta por ciento; 
la moneda circulante en el Departamento de la 
Libertad, en el de Comitán, en el de Las Casas , en 
el de Chilón y en el de Mariscal, es Centro y Sud 
Americana. El analfabetismo alcanza la desconso- 
ladora proporción del setenta y cinco por ciento, y 
la pobreza en todas las clases sociales es desespe- 
rante y general 
Los distintos Gobiernos de México, el de la 
Dictadura sobre todos, dando muestra de esplendí- 
dez deslumbradora y de injusticia incalificable al 
mismo tiempo, han abierto de par enpar las puer- 
tas de sus arcas pictóricas de millones a los Esta- 
dos que siempre han sido mexicanos y las han ce- 
rrado herméticamente a Chiapas, a la Entidad que 
siendo libre en lo absoluto, se unió a México por la 
atracción irresistible de la simpatía. Pára los pri- 
meros, para los Estados predilectos, ha habido to- 
rrentes inagotables de oro, gracias á los cuales han 
abierto hermosos puertos y han tendido miles y mi 
les de kilómetros de cintas de acero sobre sus dila- 
tados y abruptos territorios; mientras que para la 
segunda, para la hija infortunada, sólo ha habido: 
ABANDONO, DESPRECIO, EXPLOTA- 
CIÓN. . . . 

Hasta los historiadores contemporáneos han 
visto visto con marcada indiferencia la Unión de Chia- 
pas a México y no la han consignado en las páginas 
del libro del pueblo mexicano  con la importancia 
que tal hecho merece. Apenas si dos o tres escritores 
de paga se han ocupado de ella  con el deliberado 
propósito de desvirtuarla de acuerdo con las consig- 
nas y conveniencias oficiales. ¡De allí que los supre- 
mos mandatarios que ha tenido la República desco- 
nocieran la importancia del acto que hoy con tanto 
recogimiento conmemoramos^ y negaran a Chiapas 
el apoyo decidido a que tiene legítimo derecho! ¡De 
allí la completa indiferencia de los mexicanos para 
los chiapenses! ¡De allí el triste sentimiento de que 
nos consideremos como extranjeros en nuestra pro- 
pia Patria! 
Sólo hasta cuando el Gobierno del Centro preste 
a Chiapas la atención debida y convierta en reali- 
dad el alto pensamiento de nuestros antepasados, se 
habrá hecho justicia. Mientras llega ese día, espe- 
rémoslo como siempre lo hemos esperado: con el pe- 
cho lleno de patriotismo y con la conciencia fija en 
el cumplimiento del deber. . . . 
 !Que el conocimiento de la forma en que nos 
hicimos mexicanos sirva a nuestros compatriotas 
de franco acercamiento, y, a nosotros, los hijos de 
Chiapas, de orgullo sincero, noble y legítimo! 

INDEPENDENCIA DE LA PROVINCIA DE LAS CHIAPAS Y 
SU UNION A MÉXICO 
               I

COMITAN fué la primera ciudad de Chiapas 
que lanzó el grito de emancipació. El 26 de 
Agosto de 1821 se declaró independiente tan- 
to de Guatemala como de España; el 1 de Septiem- 
bre proclamó solemnemente su libertad y la ju- 
ró el 21 de Octubre del mismo año. 
El 28 de Agosto de 1821 

PEDIDO los señores Miguel Ortiz y 
DE LOS SÍNDICOS. Victoriano Cancino, Síndi- 
eos Procuradores del muy 
Ilus- 
2 INDEPENDENCIA DE CHIAPAS 
Ilustre Ayuntamiento de Comitán, «bien cercio- 
rados de su deber» — según rezan las actas— y 
después de haber meditado mucho el estado de 
las cosas, pidieron al noble Ayuntamiento que con- 
siderara el asunto relativo al próximo viaje del 
Ejército mexicano que se hallaba en la Provincia 
de Oaxaca, cuyo objeto era la Independencia del 
Septentrión de América, bajo los principios «cris- 
tianos y pacíficos» que había publicado el señor 
Iturbide en Iguala; expusieron al mismo tiempo 
que dado el espíritu de independencia que se no- 
taba en los ciudadanos, no creían necesaria la in- 
tervención de ese Ejército para hacerse indepen- 
dientes, intervención que por otra parte causa- 
ría a Chiapas crecidos gastos que'a prorrata ten- 
dría que pagar el vecindario. 
El H. Ayuntamiento de 
ACUERDO DEL H. Comitán, integrado por los 
AYUNTAMIENTO, señores Pedro Celis, Igna- 

No hay comentarios:

Publicar un comentario