martes, 17 de abril de 2018

51-54 RECORDACION FLORIDA- TOTONICAPN-HUEHUETENANGO

 RECORDACION FLORIDA
   Recordación Florida, Francisco Antonio se Fuentes y Guzmán Biblioteca “Guatemala” de la Sociedad de Geografía e Historia, Tipografía Nacional Guatemala. M. C. M. XXX III .Historia General de Guatemala. Asociación de Amigos del País. Fundación para la Cultura y el Desarrollo. Guatemala 1.933.
Por  Capitán ANTONIO DE FUENTES Y GUZMAN
CORREGIDOR DE HUEHUETENANGO

la nación y estirpe Zotojil, y el de Santa Clara que es del Gobierno de Sololá de la nación Quiché, tienen tan unidas é interpoladas las poblaciones y contiguas y mezcladas las casas que no bien se distinguen y diferencian; si no es en el idioma y en el trage, en que siendo diversos se separan; mas no de otra manera es cosa fácil ni casi imposible el conocerlos; y ahora como entonces, es el padrón que dividía los términos y lindes de aquellos, reinos de Sotojil y de Utatlán. Tenía cada castillo de estas naciones su capitán ó su caudillo,  que como castellano de la fortaleza de su cargo le gobernaba á la manera que nuestros Alcaides en los castillos que mantenemos; y de los, demás que hubo en esta jurisdicción, fuera de los advertidos, y de el de Xelahuh y Xetulul de la nación sapoteca, y los que hoy prevalecen diremos adelante y delimearemos en estampa, y del de Xetulul en Soconuzco, y otros de otras Provincias de este reino se hará memoria en la tercera parte á donde toca,
CAPITULO IV
De los pueblos que componen la jurisdicción de este Corregimiento de Totonicapa Y Huehuetenango, y su administración espiritual.

MARGINALES—Totonicapa, o CHEMEQUENA. — Múdase la residencia de los corregidores del pueblo de Totonicapa a el de Gueguetenango. — Su vecindad numerosa de Totonicapa. — Son estos indios industriosos, para adquirir. — Situación y temperamento de Totonicapa. — Insigne aspecto material de este lugar. — Templo, convento, casa real, cabildo y casa de comunidad de este pueblo. — Son de la nación Quiché. — Sus cofradías de grande principal. — Sn. Franc9 Alto. — Vecindad de este lugar. — San Cristóbal PUJILA. — Su situación y su temperamento.    Templo, convento y casa de Cabildo. — Vecinos habitadores de San Cristóbal San Andrés XECUL, — Su vecindad de Xecul, — MOMOSTENANGO, lugar crecido y regalado. — Situación y vecindad de Momostenango. — Monostenango, lugar en que fue muerto por justicia el rey CHINAUIZELUT, — El pueblo de El Agua Caliente. — Sus tributarios.
Totonicapa—Lugar de numeroso y grande pueblo, que es cabecera del Partido: también se llama Chemequenú, que quiere decir sobre el agua caliente, por lo que después diremos; mas aunque fué el asiento y residencia de sus Corregidores, no ha muchos años que se mudó á sitio más conveniente é importante; por que siendo el primero de cuarenta y nueve pueblos que encontramos yendo de Goathemala á aquel Corregimiento, quedaba á grande estravío é incomodando á los otros de la jurisdicción; casi apartado de los que más se reconocen setentrionales á la distancia prolija y muy penosa de cuarenta y cinco y de sesenta y una leguas, viaggravio, habían de ocurrir por tanta senda á la presencia de su Corregido mas como decíamos, considerado tan grave inconveniente, habrá cíncuenta años que se pasó sino la cabecera, la silla y el asiento de los Corregidores el de Huehuetenango, pueblo que como centro de la dilatación de aquel anchísimo y gran país, dá á la estensión de su circunferencia, convenientísima comercio y fácil negociación de las partes, y si bien corto de población y vecindad, de mejor y más agradable temperamento que el de Toton'capa, por lo ameno y dulce de su vivienda, le hace habitado de buena vecindad de españoles; y tolerada la residencia del Juez en semejante domicilio, así por esto como por los justísimos motivos que ya hemos referido.
Mas como quiera que sea Totonicapa la cabecera de esta jurisdicción,será también principio de nuestra narración, como será sin duda ejemplo y clara demostración de la inconstancia humana; pues aunque de numeroso y grande pueblo, está disminuido de lo que fué en los principios en más de veinte partes de menoscabo de su primera importancia; pues de más de cincuenta y dos mil habitadores que tuvo en su conquista, hoy se numera su padrón por de dos mil y treinta tributarios que corresponden á ocho mil ciento y veinte habitadores, que laboriosos y siempre mercuriales, ya en los cultivos de los campos atentos y cuidadosos, se utilizan bien mantenidos ó en las artes mecánicas industriosos y ejercitados se interesan con largo aprovechamiento; pues además de las larguísimas cosechas de maíz que consiguen y encierran. de dilatadas y fértiles sementeras anuales, de que proveen y socorren con largo interés suyo á muchos pueblos de la costa, son incesantes en los comercios á que se alargan hasta San Salvador y San Miguel con cosas de su propia manufactura, de lo que en aquellas provincias necesitan, en grandes cantidades de zapatos, vaquetas, badanillas, suela, gamuzas, fustes, caparazones, cojinillos, sayales, gerguetas, escapopules, frasadas, medias, de lana, losa, harpas, vihuelas, escabeles, y sillas de sentar, en cuya obra estántodo el año ejercitados con grande provisión de todas estas cosas, que se difunden no solo á las provincias, sino á los muchísimos progresores de aquel camino, empleándose también aquestos indios en la crianza no pequeña de ganado menor, de donde se producen las lanas suficientes á sus telares.
Su situación de este lugar es á la parte setentrional en gran planicie de llanura, sobre elevados y ásperos montes; su temple es frío con destemplanza de recios nortes que duran en su vigor por la estación del verano en cuyo tiempo suspenso el viento la parte de la noche, caen sobre los campos y los sembrados grandísimas y continuas heladas, que esterilizan á veces_ los pastos y dejan siempre cubiertos de las escarchas los pinares, Es en invierno camino inescusable que se frecuenta de Goathemala para México con incómoda senda de aguas, cuestas formadas de peñascos, y muy pendiente y tortuoso su viage. Su aspecto material de este lugar es muy hermoso de grande circunferencia, formado en calles de buena nivelación y gran despejo-, tiene la casería de no pequeña población toda de teja, su templo es de elegante arquitectura, con buque suficiente á tanto pueblo; su convento guardián correspondiente á lo que pide á la función un convento capitular, con cuartos altos y bajos, y prodigiosas oficinas, así ni más ni menos maravillosas y excelentes las casas reales, muy buen cabildo y gran mesón. Está este pueblo abastecido de buenas aguas y surgentes, que de los tanques del convento se reparten afuera por el pueblo, y en especial corre á una fuente de la plaza, que es de alivio'á el común y á los viandantes. Los naturales de este lugar son de la nación Quiché, y la advocacíón del pueblo es la de San Miguel Arcángel; tiene tres cofradías con cuarenta mil pesos de principal en todas ellas, por que la de San Miguel tiene doce mil, la de San Críspín veinte mil, y la de la Concepción ocho mil pesos, que andan á usura al estilo de indios, bien que nocivo y perjudicial por ser á doce y medio por ciento, esto es á real en cada peso, que andan á el trato entre los mismos indios. Tiene la guardianía ó el curato, otras dos cofradías en sus dos adyacentes, que son San Francisco el Alto, así llamado por su eminente situación en la sierra del Norte, descubriendo su torre y población á gran distancia; tiene setecientos y veinte tributarios de la nación Quiché, que produce el escelente número de dos mil ochocientos y ochenta habitadores. Su población también de teja, con buena iglesia y casa de Cabildo, le hace entre los demás no menos noble que otros desta jurisdicción de mucha fama. A este adminístrala religión franciscana, por ser anexo á la Vicaría de Totonicapa, como también le pertenece la visita y la feligresía de Santa Catarina Yxtaguacán, que dista de la cabecera cuatro leguas, de serranía penada y montuosa; mas este pueblo que pertenece á el Corregimiento de Tepan atitlán queda anotado en el capítulo sétimo del libro sétimo de esta segunda parte,
,Pero el lugar de San Cristóbal Puxílá, á que otros dicen San Cristóbal Totonicapa, que es una de las principales guardíanías de la religión de San Francisco, está á la pequeña distancia de legua y media de llanura de su cabecera temporal Totonicapa. Sito en terreno más caído pero desigual y bien dlatado llano; pero su tierra es desigual y quebrada entre hoyas y campiñas; su temple es frío como en Totonicapa y el demás, territorio de la sierra, en donde por las heladas se esterilizan los pastos; su aspecto material es tan hermoso como el de Totonicapa, con toda la casería de teja, y ostentativo convento guardián, con grande y suntuoso templo y rico adorno de Sacrístía. Casa de cabildo de mucha capacidad y desahogo; está suficientemente proveído de aguas, así de un noble y grande río que corta por el pueblo, que es en la costa el que llaman de Nagualapa, como de algunos arroyos fríos y otros calientes que le riegan y dan comodidad, y de cuya especialidad diremos en adelante. Tiene dos mil y treinta y un vecinos, indios tributarios de la nación Quiché, de donde se produce el número de ocho mil ciento y veinte y cuatro habitadores, ^ todos muy aplicados al cultivo de los campos y á la crianza de ganado menor, y con las lanas de sus esquilmos al empleo de los telares.
53
tiene el Curato de este pueblo dos adyacentes, Olíntepeque que pertenece Corregimiento de Quezaltenango, y San Andrés Xecul, á la distancia de d
leguas de unas lomillos y llanuras, camino fácil de emprender; mas este q pertenece al Corregimiento de Totonicapa, de corta vecindad y breve pueblo tan solo cuenta en su padrón el pobre número de ciento y ochenta y ocho veconos indios tributarios enteros de la nación Quiché, de que resulta el número de setecientos y cincuenta y dos habitadores.
Mas como la administración que los religiosos de San Francisco en este Corregimiento tienen, sea por razón de tres muy buenas y grandes guardianiías, habiendo descrito los pueblos que pertenecen á las dos, nos con previa atención á la mejor inteligencia de esta administración, hemos querido separarlas, por sus partidos, como haremos con las demás religiones, y ahora por concluir el asunto de lo que toca á esta de la regular observancia, dir eos que Momostenango, lugar crecido y de numeroso pueblo, memorable p lo que fué de populoso en otro tiempo, yace sito en una rinconada de la sier del Norte, y á la distancia de Totonícapa de solas tres leguas, pero de vorginoso é impedido tránsito de unas colinas de bermejal ó tierra colorada, muy cerrado de montaña, que á la manera del camino que llaman de los pecados mortales, ó el de los Moyos, se hace temido y peligroso. Es el temperamento de este pueblo frío y sano, si bien su situación es solitaria por estravio y apartamiento del camino real. Consta su población de seiscientos vecinos tributarios y dos mil cuatrocientos habitadores de la nación Quiché. Soncados al trabajo, grandes cultores y esmerados en la crianza de ganado menor; son de dóciles naturales y muy aplicados al culto; y así por esto el convento guardián ostentativo y muy capaz, y el templo de elegante fábrica, con buen retablo y decentes colaterales de cofradías. Es su territorio abundante y pingüe, con grande y crecida cosecha de granos, lleva gran cantidad de nueces y otras frutas de España, y aunque produce muchos claveles, azicenas y rosas, el romero parece que tiene allí su propia naturaleza. Tiene curato de esta guardíanía dos adyacentes, Chíquímula el uno, pueblo tambi, memorable por haber muerto en ¿I por sentencia de Don Pedro de Alvara, Chí_Pzzahuíveeluí, rey del Quíahé, y que en aquellos principios de nuestr fundaciones era numerosísimo y tuvo á su cargo la defensa del castillo d resguardo en la corte de Utatlán. Hoy se numera por solos cuatrocientos diez indios tributarios y por mil y seiscientos y cuarenta habitadores de nación Quiché. Í-- El otro que nos resta y es sugeto á aquesta Vicaría es el A.duacalíet~e n --á¡to en el real camino que se hace desde Totonícapa á Huehu
- tenango, que es el de México; tiene la corta vecindad y poco número de cien y cinco indios tributarios y cuatro cientos y veinte habitadores. No hay pu blo de estos de visita que referimos de la administración de San Francise que no tenga buenos adornos de sacristía y retablos; aunque sean las íg1esi, de paja, hay en los tres curatos advertidas cuarenta y una cofradías de = buen recibo y en todos los pueblos de su visita se da misa los días festiva aunque sea con trabajo y fatiga de los Ministros, y esto en lo demás que eral cuidado de estos religiosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario