lunes, 23 de abril de 2018

ENCOMIENDA DE HUEHUETENANGO- RECORDACION FLORIDA-

 RECORDACION FLORIDA
   Recordación Florida, Francisco Antonio se Fuentes y Guzmán Biblioteca “Guatemala” de la Sociedad de Geografía e Historia, Tipografía Nacional Guatemala. M. C. M. XXX III .Historia General de Guatemala. Asociación de Amigos del País. Fundación para la Cultura y el Desarrollo. Guatemala 1.933.
Por  Capitán ANTONIO DE FUENTES Y GUZMAN
CORREGIDOR DE HUEHUETENANGO
 Esta sección fue Escrita en el año de 1693

ros, rebeldes y feroces de aquel poblado de Nebah y de los otros de aquella cordillera de Verapaz sus auxliares;    mas estos encontrados con la caballería y atropellados de ella e.n:su primer trozo, -en que perdieron algunos de los suyos, tomaron una larguísima retirada á esperar nuestro ejército al doblar el camino á la punta de un monte que se derrama de la propia sierra, y encontrados los dos ejércitos se acometieron y avanzaron con gran denuedo y bizarría, perseverando en la batalla por una hora, en cuyo tiempo de rara y perseverante lid, regado el campo con la sangre de muchos muertos, dió testimonio á los de Nebah de su segura asolación, cuya prueba y lamentable ruina, tomó su ejército la retirada del lugar, de donde pensó su ceguedad y su proterbia hacernos mas durable y más difícil su rendimiento, por que ceñida en población de profundísima barranca, cortando el paso del camino del un costado al otro, quedaron cerrados y defendidos por todas partes; mas acercándose nuestro ejército para su entrada' y acudiendo á su defensa todo el ejército de los indios, divertidos por esta parte, se descuidaron de lo demás asegurado en su barranca; pero habiendo en nuestro ejército indios muy ágiles y valerosos, descendieron por la barranca, habiendo indio entre ellos que por los árboles y los bejucos hizo camino á su valor, y estos de cuyo espíritu y buena fé se confiaba tanto suceso, é importancia, vencida la cumbre de aquella profundidad de -la otra parte, pusieron fuego á aquel lugar en varias partes de lo mas retirado de aquella puerta, con cuyo suceso inopinado, abandonando el sitio de la entrada por acudir al fuego, cegando los nuestros el foso á buena dilígencia, se hicieron dueños del lugar y prisioneros á los más principales personages; y procediendo luego otro día á herrar á todos los vecinos y darlos por esclavos, fué medio suficiente á la sujeción de este Nebah, y rendimiento de el de Chahul.
Mas todavía los uspantecos campaban y hacían con emboscadas mucha incomodidad á nuestra gente española, que sin perder ocasión se había acercado á los confines de aquel lugar capital, bien que más proveídos que otras veces de vituallas, y siendo lo que restaba á dominar de aquel partido lo mayor, así en su territorio y señorío como en lo más numeroso de pueblo hacia á Castellanos mayor cuidado y á sus paisanos más esfuerzo en su defensa, juntando para ella diez mil guerreros juntos en solo un cuerpo á la defensa del país, y con no menos socorro de auxiliares de Verapaz, se congregaron los de Cunen, Cotzal y lo que hoy es territorio de Sacapulas, que por entonces estaban esparcidos en rancherías de á veinte y de á treinta personas, como hoy lo estilan los infieles del Chol y el Lacandón, vecinos de Uspantlán, y sus anexos provincia de Verapaz de donde son los uspantecos; mas siendo así que escedía en tanto número del nuestro el ejército de los indios, con todo eso les parecía poco á mantenerse contra los nuestros, y así unas veces saliendo á la campaña y otras encerrándose en la seguridad de sus trincheras, probaban con dilacíones, á cansar á los españoles, hasta que ya pensando hallarlos debilitados y rendidos de tanta campaña, salieron á presentarnos la batalla; pero empezándose á declarar la Providencia á favor de nuestras armas, permitió que los que habían salido en nuestra busca, divididos en
(5) Manuscrito Quiché.—folio 3.
63
mangas, se congregaron á un cuerpo de batallón, para que así reconocido por Francisco de Castellanos, dividiese su gente en dos escuadroncillos, llevando en el centro á la caballería, que al tiempo, de acometer quedó á la frente, y los dos escuadrones de infantería pasaron á los costados del enemigo, conque cojido en medio y sin poder apartarse de las espadas y escopetas y de uno y otro avance de la caballería, á breve rato quedó roto con grande asolación y mortandad de los suyos y muchos prisioneros de unos pueblos y otros, que fueron prenda para su rendimiento por los últimos días de Diciembre del año de 1530, en que se herraron y dieron por esclavos á todos ellos. (6) Pero en esta ocasión de la batalla de Uspantlán, un indio capitán de aquel partido, á quien llamaban Caletohíl, viéndose herir de un soldado español, teniéndolo por afrenta, partió del campo para el pueblo, y sacando á su muger y á dos hijas para el monte, las ahorcó de un árbol y luego se arrojó sobre su propia lanza; tanto era el. odio concebido contra la nación española, que ya que no les conseguían sus esfuerzos la muerte, se quitaban á si propios la vida. Tales como este eran los indios de Verapaz, y los que ahora desprecian muchos de los que pasando de España á estas partes, viendo que obedecen á palos, y á pescosadas, piensan que así fueron siempre y que su abatimiento nace de pusilanimidad y no de estar ya acostumbrados al sufrimiento después de habituados en él, por el círculo de ciento y sesenta y nueve años que ha corrido su sujeción desde el de 1524 a este de 1693.

 CAPITULO VIII
Que vuelve á continuar la descripción de los pueblos del Corregimiento de Totonicapa y administración de la religión Mercedaria.

MARGINALES.—GUEGUETENANGO. — Sus etimologías deste pueblo, — Su advocacíón y templo. — Su convento, casas reales y de Cabildo. — Su temperamento deste pueblo. — Administración de el Curato y número de sus vecinos, — Su territorio abundante, que frutas lleva. — Sus adyacentes. — TOXOH, lugar pequeño, que otros llaman Gueguetenanguillo. — Lleva este país copia de nopales de grana. — Con cierta malicia niegan los indios su conocírníento, y el del maguey. — División de este Curato y encomienda de Gueguetenango. — MAZATENANGO. — Sta, Isabel. — Su vecindad, — CHIMALTENANGO. — Ilustre memoria de Don Pedro Hernández, indio, —Memoria de Don Pedro Ortíz y Don Baltazar del Castillo, indios.
Corre la gran dilatación de este partido Totonicapa por tan estensa dilatación de territorio, que aun casi es imposible á nuestro buen deseo describir de su país lo mucho y muy notable que en una larga proporción que circunvala le debe á la naturaleza su producción y madurez, de cuya sazonada nivelación á temporadas, diremos á su ocasión alguna cosa. Por proseguir de nuestro asunto en estilo corriente y continuado la descripción de este
(6) Manuscrito Quiché.—folio 5.
64
 partido y de su pueblo y vecindad el número, el idioma y la doctrina, con algo de costumbres de estos indios de la nación de los Mames; para decir después de todo de su antigualla material lo muy notable y prodigioso. Y como quiera que Huehuetenango sea silla y residencia al presente de sus Corregidores, sea como punto central de este Corregírníento, dará nuestra atención veloz principio á la administración espiritual de aquesta estirpe de los indios por este pueblo Chínabjul, que en*el idioma de, los Mames quiere decir instrumento en el hoyo, como Huehuetenango de la Pipil, cerro viejo; y además de haber sido la corte del cacique Lahuhquíeh, Señor de los Mames, que su etimología es el que se díó díez veces, no como quieren algunos díez caballos, que estos no los tuvieron y no podían en su idioma tener término que le correspondiera y es sin duda el que se díó díez veces, por que fué muy com-batido de los Quichées; y así siendo el asiento de los Corregidores y noble y conocido domicilio de muchos españoles, es también cabecera del curato é ilustre y muy antiguo convento de encomienda de la religión Mercedaría, con el clarísimo y devoto título antiguo que le ennoblece, de N. Sra, de Concepción, de cuya fábrica elegante de su templo, que se levanta en buenos fundamentos á cubrir su techumbre de artezón, se considera aun para mayor población muy suficiente, con el adorno de retablo muy pulido, y muy costoso en su escultura y el dorado, y muy escelentes colaterales de cofradías, y en el arreo de sacristía y sus altares, sino muy rico y abundante no es escaso el tesoro de su erario. El convento claustral es suficiente á dar habitación á doce religiosos, esto sin otra celda muy capaz con todas, las oficinas de una casa que sirve de aposentar á los Vicarios generales y Provinciales de la -Orden.
Las casas reales que hizo labrar la atención y el celo del Maestro e Campo D. Roque Malla de Salcedo, caballero del, orden de Santiago, Corregidor de aquel partido, es de repartimiento muy ilustre y muy bastante habitación á una familia es esta casa y la que llaman de Cabildo, con otras muchas de este pueblo, de buena teja y materiales generosos, si bien la planta es de muy malo y gredoso suelo, y mucho peor y casi impertransibles las calles en invierno. Su temple es frío y desde mediado de Octubre á fin de Marzo, muy erizado con Nortes y con heladas; mas por el tiempo de los ca-niculares abochornado y caliente; su cielo claro y despejado con buenos y despejados horizontes.
Tiene el convento dos Doctrineros colados, que administran en este pueblo doscientos vecinos indios de la nación é idioma que llaman Mame,sus, familias á ochocientos habitadores, esto sin treinta vecinos españoles y ciento y veinte que se instruyen de sus familias. (Escrito en el año de 1693) Viven (los españoles) de sus haciendas de campo de ganado mayor y menor, para que es a propósito el  el pais.  Y los indios (viven)de los hilados y tejidos en que sin otra inteligencia se ejercitan, Es fecundo su territorio y abundante, en especial para las cosas de Castilla, y así produce por sus tiempos uvas, granadas, brevas, acerolas, duraznos, membrillos, damasco, peras y otra frutas y buenas hortalizas. No es abundante de aguas, si bien las que le riegan de dos ríos Taxahuacas y Sacabah, son muy

No hay comentarios:

Publicar un comentario