miércoles, 11 de abril de 2018

RECORDACION FLORIDA-72-75

RECORDACION FLORIDA
   Recordación Florida, Francisco Antonio se Fuentes y Guzmán Biblioteca “Guatemala” de la Sociedad de Geografía e Historia, Tipografía Nacional Guatemala. M. C. M. XXX III .Historia General de Guatemala. Asociación de Amigos del País. Fundación para la Cultura y el Desarrollo. Guatemala 1.933.
Por  Capitán ANTONIO DE FUENTES Y GUZMAN
CORREGIDOR DE HUEHUETENANGO

72
y mucho aparato de conspiración con otros pueblos y grave atrocidad del mismo Tustla, diremos en lo de Chiapa en la tercera parte, mas de la propia suerte que Atitlán son otros muchos de los indios, en que sin defraudar su propio honor nos atrevemos á decir que son supersticiosos y hechiceros.
Réstanos poco de lo perteneciente á este partido, que interrumpieron los impíos procederes de Atitlán, de quien se aparta San Pedro Nentta por acercarse más al de Chimaltenango, al fácil camino de tres leguas, bien que molesto de emprender por dilatada cuesta y muy fragosa, que sigue su dechado y derrotero entre setentrión y el Occidente. Yace su situación y la de Usumacintla en sitio llano y espacioso, aunque circunvalado de grande serranía, y estas pari'alidades ó poblaciones se apartan y dividen en sus términos y sus linderos urbanos con un pequeño río, y reconocen una parroquia sola, y en su Yglesia está hoy la capilla mayor de buena teja, mas lo demás del cuerpo perseverando de esparto; es el temperamento de este pueblo entrado en caliente y por eso muy abundante de frutas, y en especial es adecuado para cañas de azúcar que se producen admirables, La vecindad de Nentta y de Usumacíntla es de cien vecinos, que la componen en número de cuatrocientos habitadores de los Mames, que como se refiere, es administración de la religión Mercedaria
.Esta sagrada familia de Redentores, tiene gran parte en esta sierra de numerosa población que administra, y así por encomiendas no tiene el último lugar la de San Juan Ostuncalco; mas este de Ostunealco, San Miguel, Chíquírríchíapa, y Cabrícán; el pueblo de San Martín, La Magdalena y el de Retaluleu, debe entenderse que son sujetos á la jurisdicción real de la Alcaldía mayor o Corregidor del Partido de Quezaltenango, donde recopilándose sus nombres, para más claro conocimiento de las dos jurisdicciones Eclesiástica y temporal, describiremos su país, su vecindad y sus costumbres,
CAPITULO X
De la descripción de los demás pueblos de la administración Merced2ria en este partido del Corregimiento de Totonicapa.

MARGINALES.—Santa Bárbara Colotenango. — La vecindad de este lugar, — San Gaspar YCHIL. — Los vecinos tributarios del pueblo de Ychil. — Piñas. — Estampa del cardón y fruta de la piña. — YSTAGUACAN, — Su vecindad, — Siembras de chile, como se hacen, — Estampa que representa varías especies de chile.
No con facilidad puede exprimirse lo que á tan larga extensión de territorio, por sus vecinos y su idioma, su climaa y su región, y diferencia de sus frutos, comunicó con gratitud la liberal naturaleza, y así es preciso á mi instituto el dilatar lo que si se omitiera o epilogara, hiciera disonancia y mucha falta al órden que llevamos continuado; con que á lo ínescusable y lo preciso expresaremos la doctrina y la administración de la encomienda de 
 72
Malacatán en lo que describiremos de Quezaltenango, para pasar ahora con lo que importa á la real jurisdicción de Totonicapa, y en ella dar lugar el que le toca al pueblo de Santa Bárbara, lugar de moderada vecindad que se reduce en su padrón á cuatrocientos y ochenta habítadores. Es su camino iunque á distancia de cinco leguas de Huehuetenango, no fácil de emprender en todos tiempos, por que además de estar compuesto su terreno de pedregales y de greda, se hace su senda y su jornada por cordillera muy doblada y muy penosa, hasta llegar á este sitio que está plantado en el pináculo de un monte de inmensa celsitud y gran despejo, sin arboleda ni padrastro que le defienda del viento, por cuya causa y la de la propia naturaleza de su clima es frigidísímo este sitio, y lo demás de la región de este sitio, Riéganle cortas aguas de delgadas venas al territorio de este pueblo, que es falto y muy escaso de frutos, aun el maíz se suele hacer lo muy preciso. Tiene capaz Yglesia y casa, del Vicario la precisa, cubierto lo uno y lo otro de buena teja, bien que su cabildo y su mesón son de la frágil materia del esparto. No menos el pueblo de Colotenango yace á la propia distancia de cinco leguas y con mas conocido peligro en su viage, pues se hace su jornada por sobre el filón de una cuchilla que se eleva siempre por los costados en una sucesión continua de profundísimas barrancas en que peligran los progresores; pero su fundación no bien dispuesta como las más de la primera planta de esta estirpe, está plantada en una hoya, sin que á su sitio y en contorno pueda bañar el viento, Su temple ó por lo abrigado del parage ó por la propia naturaleza de su clima, es más que templado caliente, mas no en esceso el vigor de su calor; mantiene la población de este lugar el número de quinientos sesenta habitadores, q. se producen de las familias ciento cuarenta tributarios, y estos en su parroquia aun no se han animado á hacer durable su edificio, conservando esta y la casa del Ministro de la materia del esparto, Su tierra es fecunda y productiva, especialmente en cañas de azúcar, maíz, plátanos, piñas y otras frutas.
Pero aun más que el referido es adecuado á muchas utilidades el lugarcíllo de San Gaspar Ychí1, en cuyo itinerario los Ministros no poca tolerancia y sufrimiento tienen que sacrificar en la propia obligación de su oficio pastoral; puesto que situado en la profundidad de una vega, de un grande y noble río (que es el de Cuilco) es necesario el repechar un grande monte de más subida de una legua, y deshacer este viage en descensión pendiente y trabajosa, hasta llegar al río, que no se esguaza ni da, vado en ningún tiempo, y es su pasage para el pueblo en una hamaca peligrosa compuesta de bejucos, como lo son las otras de este arte. Su sitio ameno y deleitoso hace mas apetecoble la suavidad de su vivienda, con días alegres y -noches apacibles; mas no por eso la vecindad es numerosa, pues solo se compone de treinta tributarios, y de ciento y veinte habitadores de la nación de los Mames, como los ya referidos lugares de la sierra. Es gente pobre y miserable, que aun los hilados y tejidos no hacen descanso á su exhaustez y desnudez, y así su Yglesia y la vivienda del Ministro sigue en su cortedad y su materia su pobre sacristía, y sus altares al tenue posible de aquella congregación de desdichados sobre muy pusilánimes y humildes. El territorio de este pueblo es sustancial y de dulcísimo y admirable panino, y lleva agradable y grande cosecha de todas
73
frutas de las que llamamos de costa
,y en especial los plátanos son muy iguales á los de Colotenango; pero las piñas esceden sin disputa á cuanto produce el territorio de este reino, aunque entren las piñas de Ocotsingo de la Provincia de Chiapas; mas por que son las piñas no solo al gusto muy delicadas y gratas sobre todo regalo y suavidad, sino también medicinales y muy útiles á la salud de los hombres, Nos con el cuidado á que nos llama la oblígacíón del instituto de Cronista, queremos muy de intento describir sus facultades y virtud, puesto que en esta fruta que se toma como especial y delicado regalo, se utiliza el que la come facilitando la orina, por que con ella se abre el caño y se provoca más á semejante evacuación, por que también gasta y destruye las carnocidades que se engendran en la vía, y corta y desmenuza la flema que tapa en la vegiga, y es muy provechosa al calor de los riñones y á la limpieza de ellos. Sacada el agua en alambique de vidrio, como para sí mismo la aplicó el Dr. Don Sebastián de Sotomayor con admirable beneficio. Criase esta imperial fruta en el cogollo de un cardón o mata espinosa con prodigiosa y estupenda hermosura, por que en cada uno de los gagillos que la componen arroja una flor azul, con que es lo mismo estando pequeña que un ramillete compuesto sobre campo verde; aunque cuando madura es de color dorado, y esta es la mejor especie, después las naranjadas, luego las blanquecinas; mas estas son agrestes y maltratan la boca, proponemos su estampa a los curiosos:
Dibujo de la pifia que figura en el manuscrito de la RECORDACION FLORIDA
Es la mata que la produce de la estatura de un estadio y lo que ocupa su circuito como el espacio de cinco cuartas; la proporción de esta fruta es de una tercia de altura sin la corona ó cogollo y su grosor de menos de una cuarta de diámetro.
Réstanos mucho que describir de este partido de Totonicapa, y es necesario el terminar de su Jurisdicción y su doctrina lo que nos llama á referirlo: con que de lo que vamos apuntando será de Ystaguacán, el pueblo y frutos suyos, la materia que ate y eslabone lo antecedente á este lugar, que yace situado en estendida y gran planicie de dilatado grado y muy ameno, que circunvala por mucho trecho toda la fundación de este poblado hasta llegar con su llanura á las raíces de unos montes que se visten y cubren de copal, sin otro género de árbol, La vecindad de su república ni bien estrecha ni numerosa, es de ciento y cuarenta tributarios y seiscientos y sesenta habitadores de la nación de los Mames; y estos ó más devotos ó más sobrados logran de sus cuidados públicos el fruto con buena Yglesia, casa de su vicario y el Cabildo todo cubierto de teja. Mas lo demás de su poblado de este Ystaguacán, ó de Ytzal (que así le llaman en su idioma), es pobre cosa con las cubiertas pajizas, si bien alegre y muy ameno; sus aguas pocas aunque bastantes, de un arroyuelo q, allí les nace. Su territorio muy fecundo y productivo, lleva gran abundancia de frutales de todas suertes, alguna cosa de hortaliza y en especial repollos y peruleros que se levantan á la estatura del tamaño del natural, se aprovechan cortando de ellos con un machete las hojas, y siendo como un árbol se logra su cosecha no solo un año, pero tres y cuatro. Abunda este lugar de grande cría de ganado de cerda, y su terreno les produce muy loables cosechas de maíz, frízoles, plátanos y cañas de azúcar de que fabrican mieles muy limpias y de muy puro y escelente dulce, todo á beneficio del riego que les ministra el arroyo que apuntamos. Mas los chilares más delicados y regalones en su cultivo y producción, son solo á la disposición del temporal, por que estos sembrados en almácigos por los principios de Febrero, son siempre dispuestos, debajo de grandes ramadas que sirven á la defensa de esta planta de los rigores del hielo, y allí están mantenidos hasta que llega el tiempo de trasplantarlos al lugar de las huertas de este género; mas este de que ahora discurrimos en este pueblo Ystaguacán y los demás de la sierra, es de la especie que llaman chile guaquí, que en nuestra castellana es lo mismo que chile seco; por que este y otra especie de él que llaman de chocolate, se reserva y guarda y sirve pasado al sol; pero este guaquí es el que sirve á las viandas, y en ellas y en poción sirve medicinal y provechoso puesto que siendo en su propia facultad purgativo, limpia el estómago y el vientre, y sirve á las cerrazones del pecho, abriéndole y aclarándole con maravilla, y no menos mItiga lo,s dolores de los dientes y muelas. Pero las indias
75

No hay comentarios:

Publicar un comentario