martes, 8 de mayo de 2018

RECORDACION FLORIDA-97

 RECORDACION FLORIDA
   Recordación Florida, Francisco Antonio se Fuentes y Guzmán Biblioteca “Guatemala” de la Sociedad de Geografía e Historia, Tipografía Nacional Guatemala. M. C. M. XXX III .Historia General de Guatemala. Asociación de Amigos del País. Fundación para la Cultura y el Desarrollo. Guatemala 1.933.
Por  Capitán ANTONIO DE FUENTES Y GUZMAN
CORREGIDOR DE HUEHUETENANG
calientes, que son en un todo diversas de las primeras, por que estas otras brollan apartadas de aquella colina que advertimos en lo más llano y tendído, de su falda por un infinito número de cañoncillos; mas tan templada y de tal suavidad y deleite, que ni se roza en lo frío ni en lo caliente, con cuya temperie bulle y procría en ella una gran máquina de pececillos. Esta sirve al baño de los Corregidores y religiosos, y está con grande aseo debajo de cubierta y resguardada con su puerta y llave,
Pero siendo las apuntadas fuentes en sí maravillosas y escelentes, son no menos admirables y provechosas en grande modo las salinas de Ystatlán, y •ni en su naturaleza ni en su modo he visto ni leído cosa tan providente y tan barata en su manufactura, en que es de reparar, fuera de su abundancia y su bondad, la grande economía de aquellos indios del pueblo de Yxtatlán en beneficio del común. Por que estas salinas son unos aposentos labrados á pico y á boca de azadón en la corpulencia de un gran cerro de aquella serranía; están por los costados cubiertos de tablazón algo desunida por las junturas; son aposentos hondos á mas de de dos varas del pavimento de afuera, con que al suelo de estos aposentos se desciende por cuatro o  cinco gradas; por que así del cielo ó cúpula de estas cavas y por los resquicios que dejan una y otra tabla, está continuamente manando cantidad de agua, en aquella manera que decimos gotear á destilar. Estos aposentos están cerrados con llave que está en poder de la justicia, y solo se abren de jueves á jueves, á hora determinada, en que se junta y congrega todo el pueblo en aquel sitio, y el agua recojida se reparte llevando cada individuo un cántaro de ella, y los oficiales de justicia y asistentes de Yglesia á dos cántaros, quedando allí la que sobra. Estas vacijas se arriman al fuego donde están por el término de la noche, y á la mañana está el agua de ellas, cuajada y convertida en sal muy limpia y muy activa, sin otro beneficio ni diligencia que se esplique para su manufactura, providencia que les confiere á estos indios grande y frecuentísima ganancia en una saca innumerable de sal, que se conduce á los llanos de Chiapa, San Antonio y los dos Corregimientos, como ya dijimos, y que fuera de ser la manutención de aquellos pueblos este necesarísimo condimentos, para el ganado menor de los partidos de Totonicapa y Quezaltenango es de grandísimo útil y toda su conservación y aumento.
Pero acerca de los sumideros de ríos que corren grande trecho de camino, profundos y subterráneos, es el que se ve en el rancho que llaman de las Minas-, de - admirable contemplación, por que siendo de considerable copia, y porción de agua, va en aquella planicie que hace en la celsitud de aquella sierra, á entrarse y esconderse á una profundísima s'ma que cerca de los ranchos está patente y conocida de todos los baquianos de aquel contorno, y no pareciendo mas en el camino que se hace de tres leguas de bajada hasta el vado del río de Socoleo, estraviando algo el viage á la siniestra mano, á poco espacio, se ve brollar, ya para entrar en el río á poca distancia del pie de aquella gran corpulencia de montes, sin crecer ni disminuirse en el caudal que manifiesta allá en la cima, cuando desaparece y se introduce en la profundidad abierta. Sin este hay muchos ríos que se despeñan de eminentísimas alturas, que es admirable deleite el ver aquella copia de agua casi convertida
98

No hay comentarios:

Publicar un comentario