sábado, 7 de julio de 2018

DOÑA JUANA DE BOHORQUES- RECUERDOS DE ANTAÑO

 RECUERDOS DE ANTAÑO
EMILIO MARTINEZ
ESPAÑA
 
Doña Juana de Bohorques, o cristiana y judía. 

VAMOS a terminar esta relación, por lo que respecta 
a los píos mártires sevillanos, hasta que los vol- 
vamos a encontrar en los días del triunfo final, 
refiriendo lo ocurrido con doña Juana de Bohorques y 
una joven judía, presa por seguir la religión en que la 
educaran sus padres. 
Doña Juana de Bohorques tenía una hermana de 
veintiún años, instruida en tan alto grado, que podía leer 
la Biblia en latín tan correctamente como el mejor pro- 
fesor, y eso que por aquella época los había excelentes. 
Pues si leía y traducía tan correctamente las Escrituras, 
las comentaba mejor, de tal modo, que el sapientísimo 
Ejidio solía decir, que cada vez que escuchaba una diser- 
tación de boca de esta doncella, salía más edificado e ins- 
truido que escuchando a los mejores teólogos de la época. 
Dama tan entendida y piadosa, no pudo menos de 
aceptar las ideas evangélicas que la Reforma encierra; 
y no solamente las aceptó, sino que procuró inculcarlas 
en otros. Presa en las cárceles del Santo Oficio, y puesta 
a declaración, dijo franca y varonilmente: 
« — Yo no soy luterana, pero creo en las doctrinas de 
Lutero, que enseñan la vida eterna a los creyentes, y vos- 
otros deberíais abrazar, en vez de castigarme por mi fe 
en el Señor» (1). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario